Puedes ajustar el brillo de la pantalla desde el apartado “Pantalla y Brillo” de la sección “Ajustes” de tu iPad. Desactiva el botón “Brillo automático” y reduce el brillo. Comprueba además que no te hayas confundido de cargador y estés usando el del iPhone, ya que este solo tiene una potencia de 5 W y hará que tu batería se gaste muy rápido. El cargador del iPad tiene una potencia de 12 W.

También puedes comprar un adaptador de corriente de mayor potencia -entre 30 W y 61 W (debe ser original de Apple).

 

IMPORTANTE: Si te decantas por un adaptador de mayor potencia, tendrás que comprobar si también vas a necesitar un cable USB tipo C a lightening para conectarlo directamente al iPad.